sábado, 7 de febrero de 1998

Capacidad instalada del sector educativo, 1990-1995

La agresiva política del gobierno de inversión en infraestructura educativa ha sido una constante durante los noventa. La inauguración de locales escolares es generalmente confundida con la creación de centros educativos. En el primer caso, se hace alusión al espacio físico en donde la escuela realiza la labor educativa; el segundo caso, esta referido a la organización escolar. Es por eso que en un sólo local puede funcionar un centro educativo por turno (1).

Un aspecto importante a resaltar en el análisis es la creación de institutos pedagógicos de gestión privada a un ritmo superior al promedio, asimismo, la fusión de los centros y programas de educación de adultos en los niveles tanto de primaria como de secundaria. De otro lado, en el sector público según cifras del Instituto Nacional de Infraestructura Educativa y de Salud (INFES), se efectuaron 1,318 obras de infraestructura educativa entre los años 1992 y 1995, entre las cuales esta la construcción de locales escolares, como veremos más adelante, estas obras van a la saga de la creación de centros educativos que a la sazón fueron 7,282 a nivel nacional en el período 1990-1995.

En 1990 el 89.5% de los centros y programas educativos eran de gestión pública y el 10.5% de gestión privada. El importante crecimiento del sector educativo privado trajo como consecuencia que esta estructura variara significativamente, esto es, a 1995 el 81.5% de los centros y programas educativos eran públicos y el 18.5% privados.

En el sistema educativo, entre los años de 1990 a 1995, se crearon 14,895 nuevos centros educativos de todo tipo. A diferencia del moderado incremento en el número de centros educativos de gestión estatal que fue de 7,282 y que en términos porcentuales significó un incremento del 13.3%, los centros educativos de gestión privada tuvieron un crecimiento importante, se crearon 7,613, significando esto en porcentajes, un crecimiento del 118.7%.

En el sector publico se crearon 5,381 centros educativos de educación inicial, 572 de educación secundaria (681 en menores y cerraron sus puertas 109 en adultos); y, 1,059 de educación primaria (1,220 en menores y dejaron de funcionar 161 en adultos).

En el nivel de educación superior no universitaria se crearon 126 institutos (40 de formación magisterial, de 81 de educación tecnológica y 5 de educación artística). Entre 1990 y 1995 se creó tan sólo una universidad pública. Asimismo, se crearon 26 centros de educación especial, y finalmente, 117 centros educativos estatales de educación ocupacional.

De otro lado, en el sector privado se puso en funcionamiento 2,939 centros educativos de educación inicial, 2,613 de primaria (2,573 de menores y 40 de adultos): y, 1,097 de educación secundaria (928 de menores y 169 de adultos).

En el nivel de educación superior no universitaria se crearon 261 institutos (110 de formación magisterial y 151 de educación tecnológica). Entre 1990 y 1995 se crearon 5 universidades privadas. Asimismo, se crearon 24 centros de educación especial, y finalmente, 674 centros educativos estatales de educación ocupacional.

Para 1995 apreciamos que la distribución de los centros y programas educativos a nivel del sector público guarda similitud con las otras unidades de análisis, esto es, la matrícula y el número de docentes.

Un 12.5% de los establecimientos se concentra en el departamento de Lima, mientras que menos del 1% significan los departamentos de Madre de Dios (0.6%), Moquegua (0.8%) y Tacna (0.8%). De otro lado, con más del 5% del total de escuelas públicas se encuentran los departamentos de Ancash (6.0%), Cajamarca (8.7%), Cusco (6.2%), Junín (5.3%), Loreto (5.5%), Piura (5.5%) y Puno (7.4%).

Los centros y programas educativos en el sector privado, al igual que la matrícula y el número de docentes, se distribuyen de manera más heterogénea que en el sector público. Como muestra de esto observamos que en el departamento de Lima se concentra el 52.1% de los establecimientos, mientras que 12 de los 25 departamentos, es decir, casi el 50% representan menos del 1% del número de centros y programas de gestión privada. Asimismo, los departamentos que significan 5% o más del total de establecimientos privados son Arequipa (7.7%), Callao (4.9%) y La Libertad (5.8%).

Del total escuelas y colegios tanto de gestión pública como privada, el 19.8% pertenece al departamento de Lima. El 1% ó menos del total representan los departamentos de Madre de Dios (0.5%), Moquegua (0.7%), Tacna (0.8) y Tumbes (1.0%). Y el 5% o más, los departamentos de Cajamarca (7.3%), Cusco (5.5%), Junín (5.0%), La Libertad (5.0%), Piura (5.2%) y Puno (6.4%).

(1) Publicado en: Revista Autoeducación Nº 54 IPP. Lima, febrero de 1998.

No hay comentarios: